OFICINA DE PRENSA OPA

Dedicada al fortalecimiento pastoral de la Arquidiócesis de Mérida – Venezuela a través de los Medios de Comunicación Social

La manifestación de Dios

Por Pbro. Cándido Contreras Ochoa

Desde hace unos 50 años, con la renovación
traída por el Concilio Vaticano II, se ha
empezado a hablar con mucha fuerza de la
inculturación del evangelio; esto es, la Buena
Noticia traída por nuestro Señor Jesucristo, en
Niño Dios, el niño de Belén, adquiere en cada
cultura unos rasgos propios y, sin perder su
carácter único, se expresa de diversas maneras.
Uno de los mejores ejemplos de esta hermosa
realidad es la solemnidad que hoy estamos
celebrando. Los cristianos que habitaban fueran
de los límites geográficos del pueblo de Israel
y que eran la inmensa mayoría, empezaron a
celebrar con mucha intensidad la manifestación
(epifanía) del Señor Jesucristo a todos los
pueblos de la tierra, simbolizados en los magos
venidos de oriente en busca del rey de los
judíos. De hecho es la celebración que, a partir
del siglo III, fue dando pie a la conmemoración
del nacimiento de nuestro Salvador.
Para quienes no pertenecemos, por raza,
al pueblo de Abraham recibir el don de la fe

en el Dios, vivo y verdadero, es uno de los
grandes regalos de su amor. Ese amor de
Dios, manifestado a todos los pueblos en
el Niño de Belén, es lo que celebramos en
este día. En algunas naciones, como España,
hoy se acostumbra a dar regalos a los niños
rememorando que los magos de oriente le
hicieron unos obsequios a Niño Jesús. En
otras, con representaciones dramatizadas,
se conmemora el hecho, haciendo quedar
en ridículo a Herodes y sus esbirros. En
nuestra tierra merideña, en muchas
paraduras se acostumbra a representar
a los magos de oriente, los reyes magos,
para acompañar en el paseo del Niño.
Es importante, en medio de las diversas formas
en las que expresamos agradecidos el don de
la fe, que vayamos al meollo del asunto. En
esta solemnidad se nos presentan dos formas
de acercamiento al Niño de Belén; la de los
magos de oriente, quienes llenos de auténtica
fe buscan, encuentran y adoran al Dios hecho
hombre y comparten con él unos regalos; o
la de Herodes quien lleno de miedo, al saber
que es un gobernante ilegítimo e indigno,
busca deshacerse del Niño de Belén porque
percibe como amenaza el amor, la ternura,
el perdón, la no violencia, que se hace carne
en el verdadero Rey y Señor de la historia.
Para quienes hoy somos creyentes en el Dios,
hecho niño por amor, se nos invita a testimoniar,
con nuestras vidas, la fuerza del Amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 7 enero, 2013 por .
OFICINA DE PRENSA OPA

Dedicada al fortalecimiento pastoral de la Arquidiócesis de Mérida - Venezuela a través de los Medios de Comunicación Social

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: